En el ámbito de la educación superior, la acreditación es el acto legal por el cual se emite un reconocimiento que hace constar una situación o nivel de calidad. La acreditación de un programa educativo está respaldada en un proceso periódico de evaluación de los distintos componentes que conforman un programa, con la finalidad de lograr su mejoramiento. Este proceso verifica si un programa da cumplimiento a su misión, objetivos e ideales, al tiempo que evidencia respuesta a un conjunto de categorías e indicadores establecidos en el Marco de Referencia del organismo acreditador.

Una vez verificado el cumplimiento de lo anterior, se procede a dar resultados con base en los dictámenes que emite el organismo acreditador de que se trate. En general, los principales componentes que figuran en un proceso de acreditación son: normatividad, planeación, modelo educativo, plan de estudios, personal académico, alumnado, infraestructura y equipamiento, investigación, vinculación, conducción académico-administrativa y gestión administrativa y financiera.

El CEPPE es un organismo dedicado a labores de acreditación avalado por el COPAES. Está legalmente constituido y se organiza como una asociación civil, tiene reconocimiento y representación de su gremio profesional y de los relacionados con él, cuenta con un Marco de Referencia, el cuál es público y sujeto a la actualización permanente; tiene una organización interna y logística adecuada para la realización de la actividad evaluatoria, independencia financiera y sus servicios profesionales son de la más alta calidad y sin fines de lucro. El CEPPE, cuenta con un Padrón de Evaluadores entrenado y capacitado para tal efecto, con absoluta solvencia moral y profesional en sus respectivas instituciones y en su ámbito disciplinario. Además, el CEPPE está sujeto a las leyes y normativa del fuero federal, aplicables según el ámbito de competencia, así como las establecidas por la SEP, el COPAES y la ANUIES.